jueves, 27 de octubre de 2011

ADVOCACIONES DE LA VIRGEN

ADVOCACIONES

Encontrarán en la sección páginas y en la de Entradas, la historia de cada advocación que me sea posible rastrear y dar a conocer en detalle sobre las apariciones de la Santísima Virgen María.
Muchas son sólo para un determinado lugar, en cambio otras lo son para un país, un continente, para una iglesia o congregación determinada.

Lo importante desde mi visión, es poder separar la advocación misma y su mensaje de toda la leyenda popular y muchas veces influenciada por la necesidad del lugar, persona, o situación en que se da esa aparición de la Virgen María.

Por eso he elegido esta imagen, es en blanco y negro, quiere significar que más allá de cualquiera sea la advocación a que nos acerquemos, las advocaciones si así se las puede llamar de algún modo, y que en realidad sería dar el verdadero sentido a una experiencia vital en el proceso vivido por María, en relación a la encarnación de Dios Verbo en la tierra hasta su clímax en la Cruz, elevándose a su dignidad divina como Cristo son: La Anunciación (que da paso a la encarnación de Dios en la tierra) y María Reina de los Apóstoles (dónde se muestra todo el sentido y significado de las enseñanzas de Jesús en su caminar por la tierra y la promesa cumplida hecha por él del envío del Espíritu Santo, el que será capaz de hacer posible todo entendimiento, generar vida, renovarlo todo y hacerlo nuevo).

Por cierto no reniego y amo a muchas de las advocaciones (apariciones) de la Virgen.

Por mi transitar en el camino de la fe, he descubierto que la fe y la Virgen son CRISTOCÉNTRICAS. 

No hay separación del Hijo. No hay camino que Ella no señale que no sea a CRISTO. Ya no sólo a Jesús, sino también al Cristo. A ambos. A quién en la tierra siendo hombre pleno, era también pleno Dios y por eso no sólo su hijo, sino sobre todo su SEÑOR Y SU DIOS.

Hoy en este mundo del relativismo, en la vida cristiana transitamos por el camino de la piedad, y no  tanto de la fe. Por eso también en muchos sentidos cuando nos acercamos a una determinada advocación de la Virgen María, tendríamos que tomar en cuenta cuan Cristocéntrico es su mensaje. Y así podemos distinguir lo verdadero de lo falso.

Si seguimos la vida que narra el Evangelio, cualquiera de ellos, acerca de la vida de la Virgen María, vemos que siempre estuvo en relación a la Vida y Caminar de Jesús. Y esto nos enseña que el sentido de la Virgen, más allá del propio sentido, es el Hijo.

El sentido de la Virgen es el Hijo. Su Señor y su Dios. Poner de manifiesto la encarnación del Verbo en la tierra y guiarnos hacia el camino que nos lleva a creer en él, en Jesús, y en el verdadero sentido del Amor.

Sé que para muchos estas palabras pueden parecer controversiales, en realidad si nos detenemos a leer con cuidado, no lo son. No niega la creencia en las distintas advocaciones, sino, que intentan ponerlas en su verdadera perspectiva. Hoy más que nunca necesitamos aprender a madurar nuestra fe viéndola actuar a Ella.

Y Ella nos guiará a una vida dónde Cristo sea nuestro verdadero "centro".

                                                Reflexiones en voz alta: Bettina Galo
                                                       Si te interesa mi pensamiento
                                                        puedes seguirme también en:

                                                       "Los brazos abiertos del Padre"
                                                               www.bettinagalo.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es valioso, déjalo aquí. Contamos con tu opinión. Que Dios te bendiga abundantemente. Y si la página te gusta, suscríbete a ella y hazla llegar a tus amigos. Gracias.